EL CRIMEN DE LA CALLE FUENCARRAL

EL CRIMEN DE LA CALLE FUENCARRAL

PÉREZ GALDÓS, BENITO / ACUÑA Y VILLANUEVA, ROSARIO DE / FERNÁNDEZ RIERA, MACRINO

9,00 €
IVA incluido
Editorial:
EDICIONES 19
Año de edición:
2017
ISBN:
978-84-16225-89-7
Páginas:
156
Encuadernación:
Rustica (tapa blanda)

Disponibilidad:

  • AlmacénEn stock, envío gratis en dos días
  • URJCEn stock, envío gratis en dos días
  • OficinasEn stock, envío gratis en dos días

En aquella vivienda del segundo izquierda del número 109 de la calle de Fuencarral sólo había dos mujeres, y una de ellas, Luciana, estaba muerta. Cuando la policía entró en la vivienda en la madrugada del día 2 de julio de 1888 halló tendida en la cocina a una mujer que se encontraba al lado de un perro que ni ladró, ni se movió. Preguntada por su nombre, dijo llamarse Higinia Balaguer, era la criada. Dijo ser natural de Ainzón, en la provincia de Zaragoza, añadiendo que contaba con veintisiete años de edad y que era soltera. No había señales de que se hubiera forzado la puerta de entrada y, después del minucioso reconocimiento, efectuado bajo la supervisión del juez de guardia, nada indicaba que el móvil del crimen fuera el robo. Desde las primeras crónicas que se escribieron a vuela pluma, todo parecía señalar hacia la criada. Según La Época, tenía «una de esas fisonomías que a primera vista predisponen desfavorablemente (...): alta, delgada, quebrada de color, pelo negro, mirada errante y un lunar de pelo en la cara». No obstante, la prensa no tarda en hacerse eco de algunos comentarios que apuntan en otra dirección: José Varela, el hijo de doña Luciana, que frisaba los veinte y pocos años, y del que se decía que era un «bribón redomado», asiduo de los «círculos alegres», al que le gustaba armar camorra y que frecuentaba los bajos fondos, donde era conocido como Valerita, El pollo Varela o Marquesito. Además, estaba el asunto de aquella agresión a su madre ocurrida un par de años antes y que ahora recuerdan los periódicos. Pero José estaba en la cárcel. La investigación policial giró hacia el director de la cárcel, Millán Astray, al que acusaban considerables pruebas circunstanciales en connivencia con José. Así las cosas, el juicio fue seguido con apasionamiento por la opinión pública y por los publicistas de la época (Pérez Galdós y Rosario Acuña, entre ellos). La posterior sentencia no terminó con la polémica, que ha continuado durante más de un siglo.

Artículos relacionados

  • EL REINADO DE JUAN CARLOS I. LA PRESIDENCIA DE ADOLFO SUÁREZ. 1976-1981
    RIVAS ARJONA, MERCEDES
    La presidencia de Adolfo Suárez (1976-1981) se considera una etapa clave de la historia de España conocida por todos con el nombre de La Transición Española. En este libro se hace un análisis detallado y riguroso de los acontecimientos más relevantes que se produjeron durante los años de gobierno de Adolfo Suárez, así como se enumeran los factores que, a juicio de la autora, fu...

    25,00 €

  • LECCIONES DE HISTORIA DEL DERECHO ESPAÑOL
    VILLAPALOS SALAS, GUSTAVO / SAN MIGUEL PÉREZ, ENRIQUE
    Un recorrido muy básico por las manifestaciones más esenciales de un gigantesco patrimonio histórico cuyas formas políticas y territoriales plurales incorporan una extraordinaria riqueza a la configuración dinámica del proyecto político español en el tiempo. Los temas vienen acompañados de un amplio electo de actividades prácticas, comentarios de textos de naturaleza diversa, c...

    18,00 €

  • HISTORIA DE LAS INSTITUCIONES POLÍTICAS CONTEMPORÁNEAS
    SAN MIGUEL PÉREZ, ENRIQUE
    Una interpretación ordenada y sistemática de la construcción del Estado de Derecho en España a través de diez grandes bloques temáticos que se subdividen en una reflexión teórica y una oferta de actividades prácticas que incluyen tres textos para comentario, una propuesta de recensión y un comentario de una película ...

    16,00 €

  • INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO PATRIO
    PALACIOS Y HURTADO, JOAQUÍN MARÍA DE
    Siguiendo la instrucción dada por el Gobierno de Carlos IV de Borbón a través de la Real Orden de 5 de octubre de 1802, que denotaba la preocupación por el «fatal estudio» que se hacía entonces de las leyes y que determinó que era «muy conveniente arreglar el estudio de las leyes del Reyno à que deben dedicarse los profesores de Jurisprudencia», Joaquín María de Palacios y Hurt...

    25,00 €

  • EL COMISARIO DEL SANTO OFICIO
    JUANTO JIMENEZ, CONSUELO

    35,00 €

  • LOS DOCUMENTOS EN LA MESA DE LA HABANA
    PRADO HIGUERA, CRISTINA DEL / DUQUE SILVA, GUILLER

    15,00 €